TRDELNIK, EL “TIPICO” DULCE DE PRAGA

Trdelnik, se trata de unas tiras de masa fermentada de un dedo de anchura que se enrollan en una barra de madera o hierro colado. A continuación se embadurnan en una mezcla de azúcar y nueces molidas y se pone a asar dando vueltas a fuego lento. Cuando la masa está tostada, el rollo resultante se corta en piezas de unos 8 o 10 centímetros.

Es un plato cuyo origen se radica en la región de Transilvania, que en su época pertenecía a Hungría. El nombre original del producto es Kürtös Kalács, es decir, bollo de comino. De ahí se extendió a otras regiones de Hungría, entre ellas Eslovaquia, que fue hasta 1918 una región de este país.El trdelník ni siquiera es austrohúngaro o checoslovaco. Variaciones del original transilvano llegaron y se desarrollaron en Luxemburgo, Suecia y Alemania, entre otros países. Todo indica que su presencia en Chequia es una mera operación comercial que pretende pasar este producto de fabricación barata y sencilla por tradicional.El carácter comercial y un poco impostor del trdelník no descalifica sus grandes propiedades organolépticas. El aroma de la canela tostada, así como su consistencia esponjosa y cálida de masa recién hecha, resultan ideales en los días fríos, especialmente en el marco nevado y mágico de un mercadillo de Navidad.¿Lo has probado ya?