Pascua en Praga

Pascua-en-Praga

Puedes visitar Praga durante todo el año, ya que la ciudad, como toda gran metrópolis europea, ofrece a los viajeros infinidades de atracciones y espectáculos en las cuatro estaciones. Pero hay una época del año particularmente bella para ir a Praga: en pascua.

La ciudad se viste de gala especialmente para celebrar una de las fiestas más importantes del cristianismo en sus calles, su atmosfera y ornamentación especial hace que la pascua en Praga se viva y se sienta de una manera única.

Luego de despertarse del frio invierno de Praga, los mercados de pascua respiran un ambiente  jolgorioso de gran colorido por la festividad con la llegada de la primavera.

Vive el espíritu de Praga. Semana santa de pascuas te ofrece un programa bien variado para todo el público. Aquí te contamos todo lo que debes saber para que puedas disfrutar al máximo de la pascua. Praga te espera ¡!

Como se celebra la Pascua en Praga

Ante todo, debes saber que la pascua en Praga, al igual que en toda la República Checa, se celebra de una manera un tanto particular. Es uno de los mejores lugares para celebrar la pascua, aunque es uno de los países más ateos del mundo: alrededor del 70% de la población del país no profesa ninguna religión. Claro que no le dan tanto el significado religioso, sino que la vinculan con los hitos del calendario astronómico.

En efecto, la pascua en Praga, al igual que en todo el hemisferio norte, coincide con el inicio de la primavera, o más precisamente, con la primera luna llena de la nueva estación, iniciándose el periodo pre-pascual al culminar el carnaval bohemio. Por ello, verás que los productos típicos de pascua tienen que ver más con la llegada de la primavera en Praga que con la religión. Por ejemplo, los famosos huevos de pascua que simbolizan la fertilidad y el nacimiento de la vida, asociados a la primavera.

Por otra parte, la pascua checa es, ante todo, un evento con carácter socio-económico. Una prueba de ello, son los mercadillos de Semana Santa, de los que hablaremos más adelante; algo similar a lo que ocurre cuando se festeja la Navidad en Praga.

Semana Santa en Praga

Con la llegada de la pascua en Praga, se celebra de una forma distinta que en otros países, practicando una serie de tradiciones y eventos únicos, que hacen que la Semana Santa en Praga tenga un toque diferente al que estamos acostumbrados. Estas son algunas de estas tradiciones curiosas de la Semana Santa checa:

En primer lugar, hay que decir que uno de los grandes protagonistas de la pascua de Praga son los niños, con sus juegos tradicionales en esta época le aportan un significado especial. Los niños, al salir de la escuela el “miércoles de cenizas” (miércoles santo) se preparan para lo que vivirán el día siguiente: el “jueves verde” (jueves santo), cuando toman sus matracas de madera (“rehtacka”) y, en grupo, salen a recorrer las calles agitando las matracas. Esto se repite el “gran viernes” (viernes santo) y el “sábado blanco” (sábado de gloria).

Domingo de Pascua en Praga

Una vez llegada la pascua, Praga realmente se viste de fiesta. Existe una serie de tradiciones que combina distintas celebraciones cristianas y paganas. Por un lado, se decoran y se exhiben los huevos de pascua, pintados con distintos colores y que son la estrella de los mercados de semana santa, entre muchos otros productos típicos de pascua en Praga.

Tradicionalmente, la pascua en Praga se celebra comiendo un cordero, que es un plato típico de la gastronomía checa en este tiempo. El cordero, por un lado, simboliza el sacrificio de Cristo (el “cordero de Dios”) y, por el otro, recuerda la labor que se hacía en el campo en la antigüedad: sacrificar corderos justamente en esta época del año, cuando las ovejas tenían sus crías y muchas de ellas debían ser sacrificadas, ya que en todo rebaño solo puede haber un macho.

Sin embargo, en tiempos de guerra o de escasez, cuando no había recursos para comprar un cordero, éste era reemplazado por un pan dulce con forma de cordero. El dulce típico de Praga  en épocas de pascuas,llamado como “mazanec”, es una rosca que se puede encontrar en los mercados de pascua

Lunes de Pascua en Praga

Aunque mucha gente no lo crea, los checos son personas muy alegres, y siempre buscan una excusa para seguir de fiesta. Por lo tanto, los festejos por la pascua checa se extienden un día más, hasta el lunes siguiente al domingo de pascua. Aquí toma lugar la –quizás- más extraña tradición de la Semana Santa checa.

Se trata de que los hombres salen a la calle, armados con un látigo llamado “pomlaska”, que en realidad es una rama de sauce con cintas de colores. Con él salen a “darle unos suaves latigazos en las nalgas” a las mujeres, y ellas deben darle un huevo pintado al chico del látigo. Todo esto se hace dentro de un clima festivo, donde el vino y, por supuesto, la cerveza checa acaloran el ánimo de los participantes.

Según indica la tradición, este “latigazo” es “mágico” y, en el caso de que una chica no lo reciba “se seca” y pierde su fertilidad. Por lo tanto, en teoría ellas esperan ansiosamente recibir el famoso “latigazo del amor”, que también sirve para espantar a los malos espíritus. Y si ello no funciona, también pueden tomar a la chica y sumergirla en agua helada, conocida como la “zambullida de pascua”, también para ahuyentar a los malos espíritus.

Los niños en este día lunes especial, se paran en cada puerta de las casas y agitan sus matracas hasta que reciben un regalo. Esto tal vez recuerde a Halloween, lo que le da un ingrediente extra o atractivo especial para celebrar la pascua en Praga.

Mercadillos de Semana Santa

Esta tradición de los mercadillos de Semana Santa en Praga, es donde puedes encontrar, no solo los productos típicos de pascua, sino también podrás realizar actividades vinculadas a esta fiesta, por ejemplo, decorar huevos de pascua, hacer pollos de pascua, pintar jarrones, crear el “pomlaska” (el “látigo del amor”) y asistir a talleres para niños.

Además, puedes encontrar artesanías, el famoso cristal de bohemia, joyería, cerámicas, juguetes de madera, telas bordadas, marionetas checas, huevos de pascua decorados, entre otros muchos productos típicos de pascua en Praga. También puedes asistir a diversos espectáculos y otras atracciones que harán que visitar Praga en pascua sea una experiencia familiar divertida e inolvidable.

Los mercadillos de pascua 2020 los encontraras en las tres plazas de Praga más importantes: la Plaza de la Ciudad Vieja, la Plaza Wenceslao y la Plaza de la República.

Te esperamos ¡